• info@apadrinaunsedentario.com

Sedentario vs cazador de sueños ¿en qué se diferencian?

Warning: Illegal string offset 'my_title' in /usr/home/apadrinaunsedentario.com/web/wp-content/plugins/dpArticleShare/includes/core.php on line 66 Warning: Illegal string offset 'my_url' in /usr/home/apadrinaunsedentario.com/web/wp-content/plugins/dpArticleShare/includes/core.php on line 67
54f388b2a6941

El ser humano se mueve por objetivos, metas, sueños, en definitiva, motivaciones. En el deporte ocurre lo mismo y tanto el deportista amateur como el profesional busca superarse a sí mismo y eso es lo que le motiva a seguir entrenando.

Partiendo de esta idea, es importante tener en cuenta que la psicología juega un papel importante en el día a día del deportista. Hoy por hoy el campo de la psicología deportiva está adquiriendo gran importancia. El deportista está respaldado por un conjunto de expertos en distintas áreas porque llegado a cierto nivel de rendimiento el mínimo aspecto marca la diferencia.

Centrándonos en este proyecto que une a entrenadores (facilitadores de sueños) y sedentarios o deportistas (cazadores de sueños), el factor motivación al adquiere gran importancia y es responsabilidad nuestra saber transmitir las ganas de competir o el afán de superación.

Debemos tener en cuenta que el perfil del sedentario es distinto al del cazador de sueños. La principal diferencia es que el cazador de sueños tiene un hábito creado y ya ha superado la fase en la que ha de luchar contra sí mismo para salir a entrenar por lo que nuestro trabajo en el aspecto psicológico va encaminado a superarse a sí mismo deportivamente, a mejorar su propia marca porque ya sabe que es capaz de competir, ya tiene un hábito de entrenamiento y nuestro objetivo no es que entrene sino que se supere en una competición. Los entrenadores somos la herramienta para mantener esa motivación siempre activa. Por contra, el trabajo que tenemos que realizar con el sedentario es muy distinto porque lo más importante es crear el hábito de entrenar. Un sedentario puede moverse por modas o momentos puntuales de su vida que le empujen a practicar deporte y por ello es fácil que abandone. Lo primero que debemos hacerle entender es que la vida sedentaria no beneficia en nada y que solo por salud hay que moverse. Además de esto, tendremos en cuenta el perfil de cada uno de nuestros sedentarios porque aunque todos pertenezcan al mismo grupo son personas distintas con circunstancias distintas. Nuestro objetivo principal será que cumpla semana a semana con cada entrenamiento para finalmente culminar en una competición y de este modo pasar a ser un cazador de sueños.

Resumiendo, nuestro trabajo como entrenadores no tiene que limitarse al entrenamiento puro y duro sino que debemos buscar la forma de conectar con nuestro sedentario a nivel psicológico entendiendo sus circunstancias para poder sacar mayor partido a sus sesiones, generándole la necesidad de entrenar y por tanto una motivación y la única forma es planteando objetivos a corto, medio y largo plazo porque aunque la satisfacción de consigue alcanzando la cima de la montaña, antes hay que escalarla y ese recorrido es igual o más importante.